El retorno de quien nunca se fue. Nicolás de Cusa y las nuevas traducciones de Platón en la primera mitad del siglo XV

  • Claudia D’Amico Universidad de Buenos Aires - Universidad Nacional de La Plata - CONICET
Palabras clave: Nicolás de Cusa, Traducciones, Platonismo, Aristotelismo

Resumen

En la primera mitad del siglo XV se realizan traducciones de diálogos de Platón como consecuencia directa de un movimiento de intelectuales que se trasladó de Bizancio a Italia y fomentó la enseñanza del griego. Desde 1402 a 1424 fueron traducidos República,Fedón, Gorgias, una parte de Fedro, Apología, Critón, algunas Cartas y el discurso de Alcibíades del Banquete. Poco después, las sesiones del Concilio de Ferrara-Florencia que comenzaron en 1438 para propiciar la unión con la Iglesia griega renovarán el tránsito de intelectuales y con él la necesidad de traducciones en el marco de una polémica filosófica que tuvo lugar también en el contexto del Concilio: la entablada entre platónicos y aristotélicos. Nicolás de Cusa, quien participó activamente del Concilio, tuvo contacto directo con esa polémica y sus protagonistas más importantes como el cardenal Bessarión, entre los platónicos, y Jorge de Trebisonda, entre los aristotélicos. El propio Jorge de Trebisonda traduce más tarde Leyes y Parménides. La traducción de esta última será dedicada especialmente al Cusano. Varias de las traducciones de los diálogos se encuentran en su biblioteca de Bernkastel-Kues y otros manuscritos pasaron por sus manos porque se encuentran anotados con notas marginales de su autoría. El artículo pretende evaluar la recepción de esta polémica y estos diálogos en los escritos del Cusano que, junto a otros autores de la tradición, configuran en gran medida su peculiar platonismo.

Publicado
2021-03-16
Sección
Artículos